lunes, 9 de noviembre de 2009

LAS COMPETENCIAS PARA EL EXITO: DE LAS EMPRENDEDORAS Y LOS EMPRENDEDORES

El fomento del entrepreneurship femenino y el desarrollo de competencias de gestión para las mujeres son aspectos claves para revertir las diferencias en las tasas de desempleo y las actitudes culturales negativas.
La Organización Internacional del Trabajo, en su informe Romper el techo de cristal: las mujeres en puestos de dirección, analiza, entre otras, la diferente participación de la mujer en el mercado laboral y la necesidad de encargarse de los hijos en casa como las principales causas de estos fenómenos.
El factor cultural no puede dejar de analizarse cuando se habla de la participación de la mujer en el mercado laboral y en el mundo de los negocios. En muchos lugares existen barreras culturales que parten de actitudes negativas hacia las mujeres en los negocios, con frecuencia fundamentadas en la idea de que las mujeres deben cumplir otros roles. En su informe Cuestiones de género en el desarrollo de las microempresas, la Organización Internacional del Trabajo señala: “Las mujeres deben hacer frente a diversos obstáculos en casi todas las fases de sus actividades empresariales (puesta en marcha, funcionamiento, diversificación y crecimiento).
Si bien los empresarios de sexo masculino también experimentan algunos de esos obstáculos, las mujeres se ven enfrentadas a restricciones adicionales ‘específicas de su género’”. Asimismo, añade: “Se puede suponer que la mayoría de estas limitaciones son de origen sociocultural y, como tales, exigen la introducción de profundos cambios en las actitudes arraigadas en el entorno sociocultural, lo que constituye un proceso a largo plazo”. En este contexto, el fomento del entrepreneurship femenino y el desarrollo de competencias de gestión para las mujeres son aspectos claves para revertir las diferencias en las tasas de desempleo y las actitudes culturales negativas.
"Cuando las mujeres empiezan una empresa, las exigencias y expectativas sociales son diferentes a las que se tienen para los hombres"
Competencias más y menos importantes para iniciar una nueva empresa
Existe un condicionante sociocultural que espera que las mujeres muestren menos iniciativa y proactividad en los negocios, con lo que reducen así sus posibilidades de formación y de realización personal
Más importantes:
• Confianza personal.
• Persistencia.
• Establecimiento de metas.
• Búsqueda de oportunidades.
Menos importantes:
• Disposición a correr riesgos.
• Capacidad de generar redes.
• Persuasión.
• Capacidad de análisis.
"Los hombres valoran la confianza personal sobre todas las demás competencias, mientras que las mujeres consideran que la cualidad más necesaria para empezar una empresa es la persistencia"
Por: Carlos Emilio Morales y Martin Rahe
Fuente: Hdbr

No hay comentarios:

Publicar un comentario