Cargando...

viernes, 20 de noviembre de 2009

LA DESLOCALIZACIÓN ALCANZA LA MADUREZ

Esta crisis trae consigo una nueva dinámica para las empresas que externalizan servicios a otros países o se plantean hacerlo, pues es posible que las compañías estén más a la defensiva que antes en su enfoque estratégico; de hecho, siguen aplicando las mismas estrategias e incluso acelerando su implementación.
Un estudio reciente del Offshoring ResearchNetwork (ORN), realizado en noviembre de 2008con más de cien empresas con sede en Estados Unidos y Europa, señala que los principales aspectos de esta recién alcanzada madurez son:
Costes más bajos: la prioridad es el retorno inmediato de la inversión operativa.
Los ahorros en costes (sobre todo los laborales) con una presión cada vez mayor sobre los márgenes, y unos crecimientos de ventas negativos, son la principal motivación para iniciar o ampliar proyectos de deslocalización. En el corto plazo, no sorprende la urgencia renovada de libera refectivo. Mientras se recortan o posponen losproyectos discrecionales, la mayoría de empresas aún no está considerando la deslocalización anuevos países de bajo coste, por la elevada inversióninicial que requiere.
Mayor eficiencia: un aspecto cada vez más importante
Junto con este enfoque centrado en el bajo coste se observa un impulso considerable para mejorarla eficiencia. Una tendencia significativa queseguirá, con toda probabilidad, en el largo plazo, consiste en analizar cómo obtener mayores resultados de los proyectos actuales. Para lograr niveles más altos de eficiencia, las empresas suelen adoptar una doble estrategia. Por una parte, se replantean de forma crítica los procesos de negocio, agilizándolos y optimizándolos según convenga. Por ejemplo, algunas organizaciones punteras están buscando formas de optimizar servicios compartidos y de contratar a nivel global actividades de carácter general como la contabilidad y los recursos humanos. O en el área de compras, algunas empresas están presionando a los proveedores para que les den mejores condiciones y plazos de entrega más cortos. Por otra parte, intentan aumentar las capacidades de gestión internas para coordinar mejor lo que en muchos casos es una cada vez más compleja y dispersa red de proyectos deslocalizados.
Escisiones de operaciones cautivas: ¿una nueva tendencia?
Últimamente han aparecido en las noticias varios casos de importantes ventas de operaciones cautivas a proveedores, como el acuerdo de venta de Citigroup a Tata Consultancy Services. Aunque la mayoría de las empresas intenta incrementar sus fondos propios y reducir costes, es poco probable que la tendencia de vender servicios cautivos para liberar capital se convierta en una práctica tan extendida como su equivalente de bajo coste y alta eficiencia. La opción spin-off necesita mucho tiempo y esfuerzo antes de alcanzar un acuerdo. Además, es poco probable que los proveedores de servicios tengan el capital suficiente para adquirir una masa crítica de servicios cautivos. Una posibilidad más plausible es el ritmo de consolidación de los proveedores de servicios, que se enfrentan a una presión cada vez mayor para reducir costes e incrementar la eficiencia mediante economías de escala. Sin embargo, al reducirse los niveles globales de movimiento de efectivo, lo más probable es que el ritmo de adquisiciones en el sector se ralentice.
Una estrategia de deslocalización a nivel corporativo
En el nuevo entorno, la combinación de costes más bajos y niveles más altos de eficiencia hace que los proveedores de servicios necesiten otros factores de diferenciación y no puedan basarse únicamente en el precio. Las empresas requieren un retorno rápido de la inversión y un servicio de alta calidad constante. Estas presiones de costes y eficiencia subrayan la necesidad de una estrategia corporativa de deslocalización para los proveedores de servicios, y de una estrategia global para aquellos que los contratan. El resultado es una mayor calidad para todos. Además, las empresas que han adoptado estrategias corporativas de deslocalización han obtenido reducciones de costes mayores en todos sus departamentos. Gracias en parte a una economía en apuros, la deslocalización ha alcanzado, finalmente, la madurez.
Por: Arie Y. Lewin Profesor de Estrategia y Comercio Internacional en la Duke University Fuente: Apuntes de Globalización y Estrategia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada