Cargando...

sábado, 24 de octubre de 2009

SUPUESTOS ESTRATÉGICOS: EL ELEMENTO ESENCIAL Y AUSENTE DE LA PLANIFICACIÓN

Los supuestos estratégicos representan los valores, las creencias y las visiones que comparte el equipo de dirección. Determinan todas las acciones y proyectos que se desarrollen posteriormente y, en definitiva, de ellos depende el éxito del negocio.
Los grupos de interés suelen aprobar un plan estratégico sin analizar los supuestos estratégicos, que constituyen la base sobre la que se ha desarrollado dicho plan. ¿Le resulta familiar? La idea es similar a cuando se dice “El valor de este derivado, al que llamamos obligación de deuda garantizada, se basa en el valor de los títulos subyacentes” –que hemos estudiado, pero no muy detenidamente–. Existe un peligro inherente a dicha práctica. De hecho, los stakeholders deben empezar a examinar los supuestos estratégicos subyacentes tras el plan que se les pide que aprueben. En el campo de la estrategia, es necesario tener en cuenta que durante la preparación de los planes estratégicos se establecen supuestos. Además, es necesario considerar que la transparencia y los debates que rodean a estas asunciones son elementos clave y responsabilidad de los creadores de la estrategia.
Al hacerlo, los profesionales, ya se trate de consejeros delegados, consultores, directores generales de estrategia o integrantes del departamento de gestión estratégica, se verán obligados a elevar sus propios estándares de rendimiento y el rigor del proceso estratégico hasta un nivel comparable al que se ejerce en los campos de la ciencia, la economía y las finanzas, donde la publicación y el debate de supuestos constituyen la norma.
Esto allanará el camino para que los creadores de la estrategia obtengan una mayor credibilidad y tengan más voz en los equipos de dirección. Finalmente, les ofrecerá la oportunidad de aumentar sus contribuciones para establecer la dirección que hay que seguir y prever el rendimiento futuro de la organización.
Con demasiada frecuencia, los accionistas, los profesionales y otros grupos de interés importantes invierten, de manera innecesaria, tiempo, dinero y energía en apoyar la visión y el plan estratégico de una organización, sin reconocer que la visión y el plan están condenados a fallar desde el día de su concepción. Este artículo plantea que la identificación y el análisis exhaustivo de los supuestos estratégicos de una organización deben pasar a formar parte integrante del proceso de planificación estratégica y que la presentación de dichos supuestos estratégicos subyacentes debería convertirse en una parte implícita y requerida de cualquier plan estratégico...
Por: Mark Hollingworth, Presidente de 5i Strategic Affairs
Fuente: HDBR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada