Cargando...

lunes, 13 de julio de 2009

La crisis desangra los grandes puertos

El pulso de la Crisis, se mide en los puertos, los 20 puertos más grandes de Europa, sienten la caida al mover menos contenedores TEU = (Tweenty feet equivalent units)
Amberes cayó un 20% en el primer trimestre y Róterdam vería positivo perder solo un 10% en la primera mitad del año
La contracción del comercio internacional congela el tráfico de mercancías, hidrocarburos y materias primas
Los puertos son el mejor termómetro de la economía real. Si ellos marchan, eso quiere decir que todo marcha. Si se venden y compran productos de consumo, alimentos, coches y petróleo; si se exportan e importan materias primas, cereales, manufacturas y bienes de equipo, eso significa que el sistema funciona. Que hay producción, oferta y demanda, comercio e intercambio. Es decir mercado. Por eso, en un sistema abierto y global como el europeo, en el que cerca de la mitad de todas las transacciones comerciales se realizan a través del tráfico marítimo, los indicadores de actividad de los grandes puertos son la mejor referencia de lo que está pasando. Si en los muelles no se trabaja, es síntoma de que todo lo demás también está parado.
«Los puertos son la expresión perfecta de una economía», confirma Minco van Heezen, responsable de comunicación del puerto de Róterdam. La dársena holandesa fue durante décadas la más grande del mundo, y tras la explosión de la economía asiática, que disparó la actividad de los puertos chinos, sigue siendo con diferencia la primera y más importante de Europa: cuarenta kilómetros de largo, una superficie equivalente a más de tres veces el municipio de A Coruña, más de noventa terminales de atraque, cerca de 90.000 movimientos anuales de grandes navíos, otros 133.000 de buques dedicados al transporte fluvial, cinco refinerías, 43 plantas petroquímicas, 80.000 puestos de trabajo directos, el 1,6% del producto interior bruto de los Países Bajos...
Leer información completa en la fuente:
Por: Juan Oliver
La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada